Botas de siete leguas

Welcome to Japan!

IMG_0614

Se me ocurren un montón de razones por las que viajar a Japón.

La primera de ellas, para los que seais de morro fino como yo, es la gastronomía variada, sanísima y riquísima que tiene. Aunque quien piense,que el sushi es lo principal, se equivoca. Sobre todo abundan el arroz ( para todo) y los fideos con carne, pescado o vegetales, aunque hay algunas otras cosas desconocidas que nunca llegué a saber que eran. En Japón descubrirás sabores que no sabías que existían.

Desayuno japonés

Desayuno japonés

Los paisajes allí son impresionantes. Vayas en la estación que vayas, Japón siempre tiene su atractivo. Puedes disfrutar del mar, haciendo senderismo por sus bosques, esquiar, bañarte en onsens naturales, disfrutar del sol o de la playa. Nosotros queríamos hacer una ruta que combinara un poco de todo, tanto aspectos culturales, como vida urbana y senderismo. Creo que para un primer viaje a la isla fue bastante completo.

Finalmente, una de las razones con más peso  para pisar suelo nipón son las costumbres y curiosidades de los japoneses. Llevareis días y días allí y siempre habrá algo nuevo que os sorprenda. Ahora es cuando entiendo a los japoneses, auténticos paparazzis captando cualquier cosa que ven cuando nos visitan. Yo me sentía así en su país. Cámara en mano, no quería olvidarme de nada.

Quizá fueron también esos tópicos preconcebidos que teníamos antes de viajar y que después de unos cuantos días vimos que eran falsos. Empecemos con el primero:

¿ Es caro Japón?

Lo primero que me suelen preguntar cuando digo que he estado allí es  ¿Cuánto te gastaste? Lo cierto es que al igual que ocurre en todos los países depende de ti. Claro que es un país potente pero si te lo montas bien te puede salir al mismo precio que un viaje por el centro de Europa o por España. Lo más caro es el vuelo, no obstante, son muchas las compañías aéreas que ofertan vuelos a  precios asequibles. Nosotros volamos en Agosto con Air France y nos costó 650 euros, nada mal si lo comparamos con viajar a Sudamérica.  Si tienes flexibilidad puedes llegar incluso a encontrar por 450 euros.

¿ Te puedes defender con el inglés?

Olvidate. En Japón nadie habla inglés a no ser que haya estado en el extranjero. No se usa, no lo necesitan realmente. Puedes pensar: “Entonces, como me comunicaré?”. Nunca pensé que con el lenguaje universal de los gestos y mi amigo el “Itranslate” fuera a poder desenvolverme tan bien. En los hoteles los recepcionistas chapurrean lo justo, para decirte el número de tu habitación y ya está ,pero si les preguntas otra cosa inesperada verás que no saben que contestarte. Piénsalo, puede ser una magnifica oportunidad para empezar a aprender japonés. Los japoneses aprecian mucho que sepas decir algunas palabras en su idioma y con un simple ” arigato gozaimas” o “sumimasen” quedas bastante bien.


Vamos a ver una serie de aspectos para tener en cuenta antes de viajar:

Visado:

Quienes viajen por turismo durante menos de 90 días no es necesario que se saquen un visado, basta con tener el pasaporte en vigor

Recorrido:

Cuando organizas un viaje a Japón piensas que en 15 días vas a ser capaz de ver la mayoría de la isla, sin embargo, al final te sabe a poco. Nosotros elegimos lo principal pero se nos quedaron muchos sitios interesantes en el tintero.

Este fue nuestro recorrido:

untitled (13)1) Tokyo ( Ginza, Asakusa, Shibuya y Harajuku)
2) Monte Fuji
3) Kyoto ( Higashiyama)
4) Hiroshima
5) Miyahima
6) Osaka
7) Takayama
8) Kioto
9) Nara
9) Tokyo (  Akibahara)

Transporte:

12722290_10208269976284578_517666733_oDesde mi experiencia aconsejo sacarse el Japan Rail Pass. Aunque a priori parece bastante caro, está claro que se amortiza. Lo puedes sacar antes de viajar en varias agencias. Nosotros lo hicimos por la página oficial: https://www.japan-rail-pass.es/. El precio por 15 días es de 330 euros pero te incluye la mayoría de trenes, a excepción de los Shinkashen Nozomi y el Mizuho que son los más rápidos. Sin embargo veréis que el resto de trenes Shinkashens  son bastante modernos y rápidos. También incluye un gran número de líneas de tren dentro de la ciudad de Tokyo y alrededores al igual que el ferry a la isla de Miyahima. Para moverse por las principales ciudades de Japón es más que suficiente. Lo único, hay que calcular en que momento lo utilizas porque a partir de entonces empieza a descontar el tiempo.

Alojamiento:

Los hoteles en Japón se clasifican en varias clases: Como en todos lados tendríamos los de lujo ( que obviamente ni pisamos)  los de negocios : funcionales, sin más, de habitaciones pequeñas aunque contando con todo tipo de facilidades como tetera, amenities de todo tipo, maquinas expendedoras de bebidas por doquier y lavadoras que funcionan con monedas.

Los hoteles de amor.  Así se llaman los hoteles donde se va a lo que se va. La mayoría de ellos tienen alguna temática

Las cápsulas: Las suelen utilizar mucho los hombres de negocios y mochileros. Es la opción más barata para alojarse y suelen estar bastante bien. No da tanta claustrofobia como me imaginaba en un principio, pero tiene como inconveniente el ruido de las alarmas y el deambular de la gente por los pasillos.

Los Riokan: Es el alojamiento tradicional de Japón. Aunque no son baratos merece la pena alojarse un día en alguno para vivir la experiencia de vivir con una familia japonesa, dormir sobre un tatami y probar el desayuno japonés.

Ryokan en Takayama

Ryokan en Takayama

Estos son una lista de sitios en los que nos alojamos y podemos recomendar

Sosetsu Fresa Inn Nihonbashi – http://fresa-inn.jp/eng/ningyocho/ La cadena está bastante bien. Este concretamente estaba limpio, bien situado cerca del barrio de Ginza y la estación de Tokio y teníamos incluido el desayuno.

Asahi Plaza Capsule http://www.asahiplaza.co.jp/.

Es en el único hotel cápsula en el que nos alojamos pero nos gustó tanto la experiencia que nos quedamos con ganas de repetir. Además de estar en plena zona de marcha del Dotombori en Osaka  están muy bien equipadas y no te falta de nada. Más adelante contaré como fue la nochecita aquella.

Sumiyoshi Ryokan: http://www.sumiyoshi-ryokan.com/

Además de la magnífica experiencia de dormir en un ryokan y llevar la yukata por la casa, el trato de sus dueños fue impecable, especialmente de la señora mayor que parecía un terremoto. Tiene además dos onsens en los que pegarte un buen baño.


Etiquetado en: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *