Botas de siete leguas

Deers in Nara

IMG_0885

Día 13

 

Hoy nos tocaba ver Nara, un pueblecito – ciudad de la periferia de Kyoto lleno de preciosos templos y montones de ciervos campando a sus anchas por las calles. Era muy fácil y rápido llegar, tan solo había que coger la Japan Rail  desde la estación central de Kyoto  o desde Tofuku-ji.  Había dos tipos de trenes: unos que tardaban 40 mínutos y otros más lentos que tardaban alrededor de una hora.

Los trenes de JR te dejan en la estación de Nara, situada en el Oeste y no tan céntrica como la otra que hay más adelante, aunque se puede ir perfectamente caminando a los principales puntos de interés situados alrededor del NARA-KOEN, el principal parque de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se calcula que alrededor de 1200 ciervos viven en el parque y la verdad que era exagerado la cantidad de ciervos que pudimos contar. A pesar de ser salvajes no parecían nada peligrosos, los niños jugaban con ellos, se hacían fotos o les daban las galletitas que vendían en los puestos del parque. Yo me habría quedado la mañana entera acariciándolos pero había mucho que ver.

IMG_0833

Lo bueno es que los principales sitios de interés se encuentra cerca unos de otros y no hace falta coger ningún transporte. El recorrido puede variar dependiendo el tiempo que te demores en los templos pero no lleva más de 6-7 horas. Estos son una serie de sitios que nosotros visitamos:

ISUI-EN

Es un jardín tipico Zen japones, según dicen el más bonito de Nara y podemos dar fé de ello. Aunque no llegamos a entrar, nos quedamos un buen rato sentados en el tatami observando la naturaleza a través del cristal de la casa de te de la entrada mientras le dábamos sorbos al te verde hirviendo. Esta es una buena opción si no quieres comprar la entrada ya que desde la casa se tiene una amplia vista del jardín y del estanque. Tuvimos suerte de que solo había tres chicas más hablando en susurros para no romper la armonía del ambiente.

 

IMG_0823

Vista del jardín desde la casa de Té

IMG_0820

 

TODAI-JI

IMG_0829 (2)

En este templo es donde se encuentra el GRAN BUDA, una estatua de hecha de bronce mide nada más y nada menos que 15 metros y pesa 500 toneladas. Desde el año que se construyó (753) ha sido reconstruida varias veces después de verse afectada por las guerras y los terremotos. Antes de entrar, merece la pena caminar hacia la entrada para ver la NANDAI-MON, la enorme puerta de acceso al templo  en cuyos lados se pueden ver las impresionates imágenes de dos guardianes con cara de pocos amigos.

 

Entrada al Todai ji

Entrada al Todai ji

 

Quemando incienso antes de entrar al templo

Quemando incienso antes de entrar al templo

 

NIGATSU-DO Y SANGATSU-DO

 

Después de un plato de Ramen, seguimos andando por un bonito camino de escaleras hacía lo alto de una colina, donde se situaba el Nigatsu-Do, que en realidad era un pequeño subtemplo que formaba parte del Todai -Ji. Esto es bastante común en Japón y es que aunque parezca que cada una de las estructuras es un templo diferente, a veces forman parte todas del mismo. Desde la sala principal del templo se veían unas vistas impresionantes del Valle de Nara.

De camino al Nigatsu-Do

De camino al Nigatsu-Do

 

El SANGATSU-DO se encuentra al Sur y constituye el pabellón más antiguo del recinto del Todai-Ji. Lo que nos llamó la atención fueron las columnas de piedra una tras otras colocadas a los lados del camino que conectaba los distintos templos. Todas estaban llenas de inscripciones, me imagino que contando algún tipo de historia sagrada.

 

KASUGA- TAISHA

Llegamos por último al Kasuga- Taisha, un santuario  famoso por sus miles de linternas de piedra ( Toro en japonés)

 Era normal encontrar este tipo de esculturas en templos sintoístas o en jardines japoneses pero lo que aquí nos encontramos fue un ejército. Si ya impresionaba verlas apagadas, el efecto que debían causar cuando se encendieran debía ser todo un espectáculo

 

 Las había más bajas y más altas pero nos explicaron que todas estas linternas constaban de seis partes diferenciadas. En la foto de abajo podéis ver más claro como son estos farolillos:

IMG_0901

linternas de piedra

IMG_0904

Aunque nuestro camino termina aquí, había muchos más templos para ver y que seguramente merecerían la pena dedicarle una visita como la PAGODA KOFUKU-JI, el NANEN-DO o el HOKUEN-DO.

Nosotros la verdad que ya estábamos saturados de tanto templo así que pusimos rumbo a la estación. De camino oímos unos gritos y vimos que había bastante gente agrupada viendo algo.Era una demostración de como hacían Mochiel  dulce típico japonés hecho a base de pasta de arroz Este concretamente era de Matcha ( una variedad de te verde) pero los había de otros sabores. Bueno…en realidad sabor sabor no es que tuvieran, más bien lo curioso estaba en su masa viscosa porque parecía que aquella cosa que parecía FLUBBER estaba viva!! Era la primera vez que los probábamos y no se que me pareció más curioso, si la manera en que los fabricaban ( a base de ostias!) o la textura al probarlos. La sensación era parecida a la de comerse siete chicles de vez….pensaréis que exagero pero NO! solo hay que leer la cantidad de muertes al año que se producen por ahogamiento de Mochi.

El momento apaleamiento del mochi fue sin duda lo mejor. Utilizando las manos y un palo de madera, estos dos artesanos le pegan una y otra vez golpes al mochi para que se ablande.

IMG_0920

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *