Botas de siete leguas

Playa Ancón

 

 

13900627_10209853462830752_284478560_n

 

El desayuno en el patio de  casa Venegas también fue memorable, al estilo del de Viñales, con un montón de frutas, tortilla, huevos, jamón etc

Hoy íbamos a pasar el día tirados en una playa de los alrededores: Playa Ancón, a 13 km de Trinidad. No era tan paradisiaca como Cayo Jutias, pero no estaba nada mal. Bastante larga y con aguas limpias y transparentes. Se veía más civilización porque había un hotel -resort y un par de restaurantes pero aún así había espacio de sobra para extender tu toalla y no oír las conversaciones de los de al lado.

Cogimos un colectivo con un par de españoles ( 2 CUCS por persona), de Murcia y Valladolid y acordamos una hora de regreso con ellos y el taxista.

Alquilamos unas hamacas y conversamos laargamente con un cubano que hacia de chofer de unos turistas italianos. No nos lo podíamos creer cuando nos contó que le pagaban 100 CUCS diarios por llevarlos e aquí para alla, hay que ver como a la gente le sobra la pasta

 En la playa vendían pizzas pero no nos las querían dejar por debajo de 2 cucs y ya habíamos visto que los cubanos le pagaban 1 CUC, así que el chofer fue muy amable de comprárnoslas el mismo.

 

 

14159159_10210046511856857_339549327_n

 

 

A la vuelta quedamos con los españoles para que nos dieran información de los sitios para dormir y comer que valían la pena en Santiago de Cuba, puesto que pronto iríamos para allá y ellos justo hacían la ruta contraria a nosotros. Quedamos en el café Don Pepe  y estuvimos tan a gusto hablando de viajes y demás que decidimos ir a cenar también juntos.

Nos llevaron a un restaurante al lado del Canchanchara (  restaurante famoso de Trinidad donde sirven la bebida típica del lugar – aguardiente, miel y limón. No lo probamos pero según dicen es bastante fuerte.

Se llamaba Terraza Trinidad Colonial, un sitio con vistas a la ciudad, rodeado de plantas y con música en vivo. Yo solo pedí un consomé de pescado pero estaba muy bueno. Nos pusieron además para picotear unas tortas con algo parecido al queso filadelfia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *