Botas de siete leguas

Cuenca

 

He de reconocer que tengo debilidad por las ciudades coloniales ( vease La Habana, Cartagena de Indias…) pero es que en Cuenca todo es perfecto, a la belleza de sus calles y sus plazas hay que añadirle el  ambiente bohemio y juvenil, la multitud de eventos y espacios culturales que se pueden visitar  …Una chica del hostal donde dormíamos nos dijo que estaba enamorada de Cuenca porque le recordaba mucho a Granada. La verdad, que la vidilla nocturna, las tascas abiertas , las calles empedradas y los tejados de madera tienen un gran símil con las ciudades Andaluzas y Castellanas. Es además una ciudad muy segura para vivir y salir por la noche, a diferencia de otras grandes ciudades como Guayaquil o ciertas zonas de Quito. Por otro lado, el hecho de ser una ciudad abierta y cosmopolita supone encontrarse con la mejor oferta gastronómica del país.  Hay miles de cafés cafeterías con encanto, centros culturales… Vamos, que lo tiene todo!

Cuenca para que nos situemos, es la tercera ciudad más grande de Ecuador y se sitúa en el centro-sur, en la Sierra andina , está rodeada de montañas y entornos naturales preciosos., como el Parque Nacional Cajas, al que espero ir en un próximo viaje a Ecuador. Es conocida por los sombreros de Panamá que allí se fabrican y que al contrario de lo que podamos pensar no son originarios de Panamá sino de esta ciudad ecuatoriana.  Como decía, su arquitectura colonial es tan impresionante que Cuenca no solo lo digo yo,  la UNESCO la reconoció como Patrimonio de la Humanidad en 1999.

La llegada

Llegar a Cuenca no fue fácil, bueno, más que fácil diría que no fue cómodo. Llegamos en la noche de un largo día en el que habíamos saltado de bus en bus. De Chuchiglan a Lataunga, de Latacunga a Ambato y allí enlazamos con otro que venía desde Quito y iba a Cuenca. En Ambato tuvimos el “inconveniente” de que no salía un bus a Cuenca hasta las las 17h y eso implicaba llegar de madrugada (En el mapa no parece que haya mucha mucha distancia pero como hay que circular por carreteras de la sierra, se tarda 8 horas) . Aprendimos una triquiñuela y es que si salías al paso lateral ( a las afueras de la ciudad) era probable que encontrases un autobús que viniera de Quito y fuese a Cuenca (todo esto nos lo indicaron en la terminal).

Lógicamente no tienes garantizado el asiento, pero no pasa nada, te puedes sentar al lado del conductor,  en el suelo del pasillo encima de un cubo o en algún taburete que lleva el bus como asiento extra XD. Este fue nuestro caso.

La mayoría de alojamientos en Cuenca están situados cerca o en pleno casco antiguo, en su mayoría ,en antiguas casas coloniales. Nosotros encontramos un hostal con cocina ( algo complicado en Cuenca) y habitaciones privadas llamado Mi Casa que no estaba nada mal.  Además un día a la semana hacían “noches de cine” y la gente del hostal, huéspedes y trabajadores se sentaban juntos en el sofá a ver una película.  Me pareció una idea muy buena para fomentar la convivencia y hacer vida dentro del hostal.

Que ver

Entramos en materia, hay tantas cosas para ver y para hacer en Cuenca que la oficina de turismo ha diseñado rutas o recorridos peatonales para ver todo en profundidad. Están muy bien porwue son recorridos que se pueden hacer en una mañana o una tarde y sabes que es lo que estás viendo sin ayuda de un guía. Además desde el Parque Calderón también salen free tours que seguro son muy interesantes. Nosotros nos apañamos on los folletos de los recorridos que nos dieron en el hostal.

Empezamos la mañana en el BARRIO DE LA CONVENCIÓN DEL 45, un barrio tradicional de olleros, alfareros y en general artesanos de diversos oficios que tuvo su auge en la década de los 40. Un barrio donde todavía los habitantes  tienen un fuerte sentimiento de comunidad y se resuelve todo de forma conjunta (incluso, tal como pudimos ver, los asuntos de delincuencia). En cada una de las casas, había un timbre, si alguien lo  hacía sonar significaba que se estaba cometiendo un robo y entonces todo el barrio salía de sus casas para perseguir al ladrón. Todavía hoy, sigue existiendo actividad en los antiguos talleres de alfarería y cerámica como el de José Encalada, un señor de 85 años que sigue moldeando desde los 14 años,  vasijas, teteras o macetas entre otros objetos. En los años 40 llegó a haber hasta 60 alfareros pero ya solo tres viven en el barrio.

De allí bajamos a la CASA DE LAS POSADAS, que es la casa colonial más antigua de la ciudad.  Se construyó en  1780 y tal como podemos imaginar por su nombre era un alojamiento donde se hospedaban comerciantes y viajeros que venían a la ciudad. Ahora se utiliza como centro cultural. y lo que llama más la atención es la edificación y la sencillez de su fachada, sin apenas ornamentos.

 

Casa de las posadas

 

De allí, llegamos a la PLAZA SAN SEBASTIAN, una de las tantas plazas  bonitas que tiene Cuenca donde se encuentra también una de las primeras iglesias construidas , la que lleva el mismo nombre. A pocos metros  vemos el Museo de arte Moderno en donde se celebran las diferentes ediciones de la Bienal Internacional de pintura, un evento cultural creado en 1987 que reconoce y premia distintas manifestaciones artísticas latinoamericanas. Justo cuando estábamos nosotros estaban renovando las salas de exposiciones así que no pudimos ver más que el interior y el diseño del edificio.

Continuamos bajando hasta la Avenida 3 de Noviembre que discurre paralela al río Tomebamba. Es una larga avenida de casas coloniales, cafés y algún que otro edificio curioso como  la CASA DE LOS ARCOS, perteneciente a una familia adinerada, la familia Montesinos. Quienes han restaurado la casa cuentan todo tipo de historias de espíritus y situaciones paranormales que han experimentado. Se ve que dentro de la casa se encuentra el nicho de uno de los hombres que posteriormente compró la casa a la familia Montesinos pero nadie se ha atrevido a abrirlo y descubrir que hay dentro. También se sabe que  algún miembro de la familia  Montesinos murió dentro de la casa, otro se suicidó….No da muy buen rollito entrar pero bueno, la casa hace años que fue reconvertida en un centro cultural para exposiciones y dispone de una terraza y cafetería por lo que podemos estar tranquilos…al menos de día.

Avenida 3 de Noviembre – Cuenca tiene muchos centros culturales

Av 3 de Noviembre

 

 

Visitamos también el MERCADO 10 DE AGOSTO, una mercado tradicional con 60 años de antigüedad donde se puede hacer una parada para comer de forma barata y local. Las cholas aquí venden igual que en otros mercados los productos de la tierra y los animales que crían.

Acabamos el recorrido en el MUSEO DEL SOMBRERO DE PAJA TOQUILLA o Pánama Hat. En este espacio te cuentan la historia de este  artículo, y el proceso de confección . En Cuenca además del museo del sombrero, hay otros  dos espacios dedicados al sombrero como  el Museo Municipal Casa del sombrero o el Museo “la magia del sombrero Homero Ortega, que es la empresa más importante de producción y exportación de Pánama hats. Pero,

¿Por qué se llama sombrero de panamá a esta prenda que es de origen ecuatoriano? Nos cuentan que ya los indígenas utilizaban “tocas” para protegerse del sol pero fue durante la construcción del  Canal de Panamá cuando se hizo mundialmente conocido. Los que participaban en la construcción necesitaban protegerse del sol al que estaban expuestos y estos sombreros hechos con material ligero pero resistente fueron muy demandados.

La planta que se utiliza se llama Carludovica Palmata y es originaria de país.

Parque de las flores

 

 

El el casco antiguo hay muchas plazas, museos y calles agradables para pasear. Algunos lugares más representativos son: La plaza de San Francisco, con un mercado artesanal, el Parque de las flores, llamado así por que allí hay numerosos puestos de venta de flores y el PARQUE CALDERÓN que es donde se encuentran las catedrales y por tanto el punto más céntrico de Cuenca. Es raro, pero Cuenca tiene DOS catedrales, la vieja y la nueva.

La vieja se llamaba Iglesia de Sagrario y era el principal lugar de culto durante la colonización española, era un lugar reservado en un principio únicamente a los españoles. Cuando el obispado se estableció en Cuenca se convirtió en Catedral, pero en 1880 comenzó a construirse una nueva, que quedaría enfrente, justo en el lado opuesto del Parque Calderón, que es la que existe en la actualidad.

Dentro de la Catedral vieja se encuentra el Museo de Arte Religioso.

Por otra parte, la Catedral nueva o Catedral de la Inmaculada Concepción es una de las más imponentes de todo Ecuador. Además se puede subir a una de las torres para ver una amplia vista de la ciudad.

 

Por último, otro de los lugares que merecen mucho la pena y que se encuentran más apartados es el MUSEO Y PARQUE ARQUEOLÓGICO DE PUMAPUNGO, que cuenta con  variadas salas temáticas como arte religioso,  etnografía  salas de arqueología y numimástica. Además se encuentra en un espacio de ruinas incas de gran importancia  donde antiguamente existía la ciudad de Tomebamba fundada por el inca  Tupac Yupanqui tras la victoria sobre los cañaris, el pueblo que habitaba anteriormente en esta región. La entrada tanto al museo como al yacimiento arqueológico es gratuita.

 Ya para acabar, no puedo  dejar de recomendaros un restaurante que aunque es algo caro ( precios europeos), es perfecto para darse un caprichito, Se llama La Lola, y la comida es espectacular . Se encuentra en una casona llamada La Casa del Coco, en la Calle Simón Bolivar, y de verdad, es una experiencia de sabores muy recomendable. Detrás están un par de chefs que han trabajado en restaurantes de renombre mundial. Cocinan con productos locales y está muy sabroso. Nos pedimos una ensalada del huerto que traía diferentes clases de quínoa de varios colores y nos pusieron unos originales aperitivos deliciosos para mojar en ají asado.


Presupuesto

Autobus de Ambato a Cuenca: 9 dólares

Habitación doble con baño compartido en hostal: 20 dólares

Menú ejecutivo en restaurante local: 2,5 dólares

Cena en el restaurante La Lola ( Un plato + bebidas + postre para dos) 12 dólares


Fotos de Cuenca:

Casa de Chaguarchimbana

 

Calles céntricas de Cuenca

 

Iglesia de San Sebastian

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *