Máncora

 

Si te encuentras por el Norte y buscas una playa bonita en la quedarte un par de días panza arriba, panza abajo,esta sin duda es Máncora. Para lo que en general son las playas del pacífico, caracterizadas por su fuerte oleaje y el color grisáceo revuelto del mar, la de esta localidad parece más bien sacada del Caribe. El pueblo se divide en dos zonas, la más urbanizada donde se encuentran los restaurantes y alojamientos más económicos y la parte sur formada por  bungalows, eco lodges y otro tipo de hospedajes muy idílicos. En el año 2016 fue galardonado como el mejor destino de playa de Sudamérica por los World Travel Awards por lo que cada vez recibe la visita de más turistas. Nosotros tuvimos la suerte de ir en temporada baja y poder disfrutar de la playa casi desierta. No obstante, el pueblo es pequeñito, cuando llegas a la terminal (la de EPPO si vienes desde Piura) se puede ir caminando a todos los lados, no hace falta coger mototaxi a no ser que hayas reservado un bungalow en las playas vecinas.
La playa es increíblemente extensa y cada vez más bonita a medida que te alejas del núcleo urbano y van apareciendo las cabañas de paja bajo los cocoteros.  El sol pega la mayoría de los días del año y además, el fuerte viento que sopla permite practicar deportes como el surf o el kitesurf ( los cursos de iniciación de kite son de 6 horas y cuesta unos 200 dólares). En la playa encontrarás profesores que alquilan todo el material. Mientras que la temporada del kite va de Mayo a Diciembre, la del Surf comprende los meses entre Noviembre y Abril, así que en cualquier época del año encontrarás un deporte que practicar. No obstante, es la larga ola izquierda de Máncora la que atrae a surfistas de todo el mundo, tanto a los que se inician como a profesionales. En este deporte destacan las zonas conocidas como Los órganos (a 13 km de Máncora pueblo) o Cabo Blanco. 
Si los deportes extremos no te van, siempre quedará pasear por la playa, disfrutar del agua, el sol y los atardeceres y para ello, aunque Máncora sea la población principal, hay playas fantásticas menos ajetreadas como Punta Sal o Playa Vichayito a pocos kilómetros.

 

En esta parte del país es frecuente encontrar muchísimos pelícanos, piqueros de patas azules así como otras especies de aves  De Julio a Noviembre además no hay que olvidar que es la época de avistamiento de las ballenas jorobadas. Es la época del año en la que debido al frío invierno, las ballenas viajan en busca de aguas más calientes cerca del Ecuador.
Las agencias del pueblo venden tours para verlas a escasos metros de las playas. Nosotros ya las habíamos visto en el país vecino, en la inolvidable excursión que hicimos a la isla de la Plata, en la costa Ecuatoriana pero sin duda es un espectáculo asombroso, que no hay que desaprovechar si uno se encuentra en estos meses por la zona.

Piqueros de patas azules y otras aves

En definitiva, Máncora y alrededores son uno de los mejores sitios de playa de país, recomendable sobre todo si vienes de la sierra andina y necesitas sentir algo de calor.

 

Playa Pocitas, Máncora

 

Presupuesto ( 1€ = 3.80 soles. Año 2017)

Autobús de Piura a Máncora: 20 soles

Habitación doble con baño privado en hostal: 60 soles

Cerveza:6 soles

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *