Udaipur- La ciudad romántica

CIMG5684

 

Llegamos a la que nos pareció la ciudad más bonita de todo el estado de Rajasthan, Udaipur. El camino se nos hizo eterno, 7 horas por carreteras inundadas de agua.

Rodeada entre montañas, se la conoce como ” la ciudad del amanecer” y es uno de aquellos lugares que tienen una magia especial. Se sitúa en torno al lago Pichola, un  lago que en la estación del Monzón está completamente lleno y permite disfrutar de un paisaje inigualable. Las casas están pintadas de colores, predominando el azul y a diferencia de muchas otras ciudades de la India era bastante tranquila y se podía ir a pie a todos los sitios principales, cosa que agradecimos porque empezábamos a hartarnos del coche.

 

Fuimos en primer lugar al TEMPLO DE JAGDISH, el templo más grande e importante de la ciudad situado  en las inmediaciones del Palacio de la ciudad. Está dedicado al dios Vishnu, el creador y preservador del universo para los hinduistas.

La mitología hinduista es extensísima, yo ya llevaba un gran cacao en la cabeza entre las diversas religiones y los diversos dioses.  Vishnu era el dios principal, el creador del universo. según los textos sagrados del hinduismo se desdobló a su vez en tres dioses: Brahma ( el creador), Vishnu osea el mismo ( el preservador) y Shiva ( el destructor). Aparte de estos, había otros cientos de dioses como Ganesh, aquél que tenía cabeza de elefante, Krisna ( la reencarnación más importante de Vishnu), Ganga ( la diosa del Ganges)  Sekawati etc etc.

CIMG5698

 

Al templo se accedía por una empinada escalera y una vez arriba la puerta estaba rodeada a cada lado por dos elefantes. Tuvimos la suerte de ver en directo una ceremonia. Varios hombres y mujeres estaban sentados sobre una alfombra cantando y tocando las palmas alegremente. Nos quedamos un rato allí tocando las palmas también sin saber muy bien que estaban diciendo.

En la India hay que estar atento porque a la mínima acabas sentado en una tienda en la que te intentan vender cualquier tipo de cosa, concrétamente en Udaipur existe el timo del falso taller de miniaturistas. Una de las técnicas artísticas más conocidas es la que consiste en pintar miniaturas sobre un lienzo, algo que se puede ver en el Museo de la ciudad. Hay de echo una escuela que se encarga de preservar este arte. A nosotros nos pasó que el mismo hombre que vigilaba los zapatos en el templo nos dijo ser profesor de dicho taller  y debido a su insistencia acabamos en una tienda viendo como dos “pintores” dibujaban algo que ellos decían que era una ardilla y en realidad era un garabato indescifrable.

CIMG5697CIMG5696

 

 

 No muy lejos, se encontraba el PALACIO DE LA CIUDAD.

Este impresionante palacio, es el más grande de todo el Rajasthan. Fue iniciado por el marajá Udai Singh II y posteriormente completado por otros marajás. El palacio es inmenso, está formado por distintos complejos formados a su vez por numerosas salas, pabellones, jardines ,torres y balcones desde los cuales te asomas al lago Pichola. Se conserva tan bien que por un momento te sientes trasladado a la Edad Media. Resulta interesante cogerse audioguía para enterarse de las muchas historias de los marahas, princesas y señores que pasaron por aquí.

 

 

CIMG5700

 

 

Para verlo bien se requiere una mañana entera. La entrada general del complejo cuesta 30 rupias aunque luego hay que comprar otros tickets por separado para entrar a otras zonas como el Palacio de Cristal. Lo mejor es comprarse el combinado que cuesta 300 rupias.

Destacan el el Palacio principal o Badi Mahal con una gran fuente en el medio de la sala central (Una vez cruzas los arcos a través de las ventanas se pueden ver bonitas de los edificios de los alrededores), el Krisnan Vilas que posee una amplia colección de pinturas de miniaturas representando escenas históricas. En este ala del Palacio además, sucedió una trágica historia relativa a una de las princesas que habitaron el palacio y es que debido a que no se decidía por ninguno de los dos pretendientes que tenía decidió ponerle fin al dilema bebiendo una copa con veneno.

El Mor Chowk o patio del pavo real está decorado con bonitos mosaicos de pavos reales, el animal por excelencia en la arquitectura rajastaní y que es otro de los animales sagrados para el hinduismo. En esta religión el pavo real servía de montura a Skanda, el Dios de la guerra. Hay numerosas tradiciones que lo relacionan también con otras deidades locales e incluso muchas danzas folklóricas basan sus pasos en el baile del cortejo del pavo real.

CIMG5722

 

Es curioso entrar al Palacio de Cristal. Dentro se exhibe una de las colecciones de cristal más importantes de la India gracias al Marahá Saijan Singh, a quien le fascinaba el cristal y decidió comprar numerosos objetos a la compañía F&C Osler & Co en Inglaterra. El marajá murió antes de que estas llegaran y las piezas quedaron embaladas y olvidadas durante 110 años.

Se pueden observar toda clase de artilugios y muebles: mesas sillones, candelabros, una cama, vajilla e incluso un matamoscas

 


 

Se pueden hacer unas bonitas fotos del Palacio de la ciudad dando un paseo en barca hacia la ISLA DE JAGMANDIR, la isla principal del lago Pichola. El embarcadero está a los pies del Palacio de la Ciudad y dan paseos cada hora.

CIMG5732

 

 

Antes de bajar al embarcadero hay un restaurante bastante caro, pero desde donde se pueden ver increíbles vistas de la otra isla, la de JAGNIWAS ocupada casi en su totalidad por el hotel donde se rodó la película de James Bond ” Octopussy”. Es uno de los hoteles más lujosos del mundo pero desafortunadamente no se puede visitar si no eres huésped. Desde allí sentados parecía que el hotel flotara sobre el agua.

 

CIMG5705

Hotel lake palace

 

CIMG5731

 

En la isla de Jagmandir, hay varias estatuas de elefantes situados a cada lado de la entrada que te reciben nada más bajar de la barca. Casi toda la isla está ocupada por los restos de lo que fue el palacio de Jagmandir, el cual ahora se ha convertido en un restaurante.  Además del palacio tiene un jardín muy cuco lleno de plantas. Se pueden ver unas vistas muy bonitas de todo el lago paseando por el jardín.

 

 

 

Para terminar el día, nos sentamos en unas escalinatas que había cerca del palacio de la ciudad para ver como caía el atardecer sobre el lago Mientras tanto varios niños correteaban detrás de las palomas o molestaban a alguna vaca que pasaba por allí.

CIMG5719

 

 

A la hora de cenar, habíamos leído que en el hotel Central Gardens había una exposición de automóviles de la época de la Carracuca y la entrada incluía también un menú de degustación en su restaurante. Solo entrar al museo costaba 150 rupias, con el menú incluido 225 rupias por persona.

La colección no es muy grande pero hay coches de todas las décadas: Mercedes, Cadillacs, además de alguna especie de carroza y tractores para recoger lo que sembraban. También se puede ver el coche que utilizó James Bond en la peli.

Vintage-Collection-of-Classic-Cars-MuseumEstos coches aunque muchos son del actual Marahá, se pueden alquilar para bodas y otros eventos, aunque nos explicó el guía que podía costar como 1000 euros al día.

El menú de degustación del restaurante era una bomba explosiva. Nos sirvió en una bandeja redonda con varios huecos para echar un poco de cada uno de los platos, cada cual más picante si cabe que el anterior. Como aspecto positivo es que si te gusta no te quedarás con hambre porque el camarero te va echando comida hasta que revientas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *