El Vedado. Habana

IMG_2230

 

Llegamos a un aeropuerto de luz tenue y temperatura elevada. Ya empezamos a sudar.

Las maletas van saliendo al cabo de un rato de una en una aunque como la cinta es pequeña tardamos hora y media en ver caer nuestras mochilas. A nuestro lado la gente resopla y se desespera.

Salimos fuera de la terminal para ver si hay algún bus o taxi y atraemos al primer jinetero que nos quiere captar por 20 CUCS. Nos dice que el precio oficial son 25 CUCS y al parecer no miente porque después de rechazar su oferta vimos que ninguno de los taxistas que estaban en la parada baja el precio de 25 CUCS. Cambiamos algo de dinero fuera de la terminal ( el cambio como en todos los aeropuertos no es muy bueno y nos montamos en el taxi camino de la casa particular de unos familiares de Lucia, mi compañera de trabajo.

La casa está en el Vedado, uno de los distritos de la Habana, barrio residencial lleno de históricos hoteles y comunicado con la Habana Vieja por el Malecón.

Nos llama la atención que las calles van en un sentido denominadas por letras y en el otro sentido por números, por lo tanto para saber donde está una calle dicen por ejemplo: Calle L entre la 54 y la 56.

Afuera de la casa nos están esperando los tres, el tío, la tía y la prima. Es un piso con dos habitaciones, baño, cocina y salón. Muy amablemente nos dan miiiiles de instrucciones y nosotros casi pidiendo que nos dejen dormir ya. Nos llevamos la sorpresa de que en Cuba no hay wifi gratuito en ningún lado. Cada vez se ha ido instalando en más sitios pero siempre de pago, incluso en hoteles! Muy bien, vacaciones de desconexión


A la mañana siguiente, visto que no nos han dejado champú ni gel salimos a comprar a algún super, no sin antes ver el MALECÓN con los primeros rayos del día  Vemos por primera vez los coches americanos de los años catapún, los edificios medio derrumbados de colores. Nos dicen que como hoy es feriado ( Día del ASALTO AL MONCADA – 26 de Julio) apenas hay abierto nada.

El Asalto al Moncada más adelante nos enteramos que fue la primera intentona de Fidel de dar el golpe de estado, intento frustrado porque detuvieron y ejecutaron a muchos de los revolucionarios. El Moncada era un cuartel que está en Santiago de Cuba.

Vemos desde el malecón como sobresalen los emblemáticos edificios donde se encuentran el hotel NH Capri y el FOCSA cada uno con su propia memoria histórica. El Capri es un edificio con arquitectura Art Decó de los años 50 frecuentado por miembros de la mafia estadounidense. El FOCSA, es el edificio más alto y grande de todo el VEDADO, ganador de varios premios. Está formado por apartamentos, cines, un supermercado, tiendas y restaurantes.

Entramos a un mercado de abastos y solo tienen comida. Vamos a otro “mercado” y más de lo mismo, la cajera con total indiferencia nos dice: “Quizá ahí abajo, en donde Alfonso tengan”. Salimos no muy convencidos y tratamos de preguntarle a una señora por la calle. Nos dice que únicamente podremos comprarlo en los hoteles o alguna perfumería y que cree que en el edificio FOCSA hay una. Volvemos para el FOCSA y si! misión cumplida! tienen champú pero no gel, allí utilizan pastillas de jabón de manos para lavarse el cuerpo. Se rie cuando le decimos que nos de lo más sencillito y es que solo el champú cuesta 5 pavos! Marca la Pepa.


Comienza nuestro paseo por el Vedado! Vemos por fuera los principales hoteles, el HABANA LIBRE y el NACIONAL, ambos de lujo.

El Habana Libre fue construido en los años 50 con capital americano durante el mandato de Fulgencio Batista y por allí se ve que pasaba la “créme de la créme” En 1958 pasó a explotarlo la cadena Hilton y lo convirtió en el hotel más alto y grande de América Latina. Más tarde cuando triunfa la revolución, Fidel Castro se aloja aquí a su entrada en la Habana, se queda en la suite durante 3 meses y desde allí dirige todo el cotarro.

El hotel Nacional se construyó en los años 30 y es quizá el hotel más famoso de toda Cuba. Entre sus huéspedes se pueden nombrar a un sinfín de estrellas como Ava Gardner, Marlon Brando, Mario Benedetti o Simone de Bouvier. Tanto por dentro como por fuera es espectacular y lo mejor son sus jardines con terrazas y vistas al mar.

 

 

 

Hotel Nacional

Hotel Nacional

Coppelia

Coppelia

 

Salimos del hotel para ir andado por la Calle 23 y pasamos por COPPELIA, donde vemos una fila larguísima para entrar. Coppelia es toda una institución en Cuba, es un símbolo casi del nacionalismo cubano, es una cadena de heladerías donde puedes tomarte un helado por 5 míseros pesos cubanos, y lo más importante, te dejan aunque seas turista! La heladería lleva sirviendo helados desde 1966 y aunque ahora los sabores suelen limitarse a cuatro tipos, hace décadas llegaba a ofrecer casi 25 sabores diferentes. La cadena adquirió sobre todo fama cuando allí se rodó la película ” Fresa y chocolate“.

Entramos a la Cadeca a cambiar dinero y acto seguido nos sentamos a tomarnos el primer mojito del viaje en un PALADALLL de la avenida. Los paladares son casas particulares que además de ofrecer alojamiento cuentan con restaurante. El Mojito, hecho con Ron Havana está un poco cargadito para mi gusto y apenas lleva hielo. Pedimos un arroz frito con tortilla, camarón y algo de cerdo riquísimo por 4,5 CUCS, la cantidad era suficiente para dos persona.

14111857_10209939287096305_1498109081_n

Plaza de la revolución

Pasamos por la UNIVERSIDAD DE LA HABANA. Un hombre muy amable nos empieza a hablar de ella, aunque más tarde comprobamos con desilusión que la conversación que no había dado era para comprarle un ventolín. 

llegamos a la PLAZA DE LA REVOLUCIÓN, una de las plazas más grandes del mundo. Destacan las dos imágenes en relieve de los héroes naciones: El Che Guevara diciendo ” hasta la victoria siempre” y  Camilo Cienfuegos. En el centro se levanta un monumento a José Martí, el creador del partido revolucionario cubano  y organizador de la guerra de la Independencia de Cuba.

El calor es insoportable y me empiezo a deshidratar así que como tenemos que mirar el tema de los buses de Viazúl, cogemos un taxi que nos lleva a la Terminal, regateando nos cuesta 2 CUCS. Allí nos tienen más de una hora, se les ha caído el sistema. Una pantalla en la sala emite vídeos de reguettón a todo volumen. Cuando por fin nos atienden, nos cuentan que están todos los buses completos hasta el 1 de Agosto pero que como suelen haber cancelaciones que nos pasemos por la estación una hora antes de que saliera el bus. No obstante vemos que en cuanto salimos de la estación muchos buquenques nos ofrecen taxis colectivos a donde queramos. No parece un problema ir mañana a Viñales.

Cogemos un taxi hacia la NECROPOLIS DE COLÓN pero hay que pagar 5 CUCS para entrar, así que tralalá, volvemos a coger un taxi para que nos deje en FOCSA.

La necrópolis es el cementerio más importante del país lleno de monumentos y obras arquitectónicas. Aunque se llame de esta forma, Colón no está enterrado aquí.

 

 

 

Pasamos la tarde en el Nacional. Los hoteles de lujo también suelen ofrecer cambio de moneda aunque no se esté alojado en ellos. A nosotros nos cambiaron al mismo tipo de cambio que en la cadeca.

Tomamos unas piñas coladas en su terraza frente al mar. La bebida no es cara y las vistas son fabulosas.

Aprovechamos ya de paso a dar señales de vida y comprar una tarjeta para conectarnos a WIFI, nos salió por un ojo de la cara, 7 CUCS por una hora! Decidimos que solo nos conectaríamos de ahora en adelante si era estrictamente necesario.

Al atardecer fuimos al Malecón, el viento soplaba con ganas y la gente ya estaba allí como cada día, con su música, sus patatas y sus refrescos. Las familias se sentaban allí con sus hijos, las parejas se daban arrumacos….Estaban organizando una fiesta por el 26 de Julio, habían puesto una pantalla con música y carpas donde vendían carne, especialmente muslos de pollo, arroz frito y frijoles. Pedimos cerveza, una llamada Presidente, que más tarde nos enteramos que era dominicana y una caja con muslos de pollo y rodajas de plátano frito, y nos sentamos en un escalón viendo el ambiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *