Baños de Agua Santa

 

 

En Baños hay mil cosas que hacer, el entorno brinda todos los elementos necesarios para practicar todos los deportes de aventura que se te pasen por la mente, Kayak, barranquismo, rafting, senderismo, tirolina, puenting, piraguismo, paseo a caballo etc etc etc.  Es un destino super popular entre los mochileros y geográficamente constituye la puerta de entrada a la selva amazónica. Se sitúa bajo otro de los volcanes importantes, el Tungurahua, un 5K muy activo que tuvo  su última gran erupción  en el 2006. Debido a su fuerte explosión el pueblo tuvo que ser completamente evacuado. Da un poco de yuyu estar tan cerca del volcán y pensar… ¿Explotará ahora? ¿ Cuanto tiempo tendríamos si erupcionara de repente? Por suerte la actividad del volcán se encuentra vigilada y mucho antes de que esto pase, los expertos la detectarían y alertarían a la población.

El pueblo toma el nombre precísamente de las aguas termales que proceden del interior del volcán. Estas contienen numerosos minerales que se consideran beneficiosos para la salud. Aprovechando, pues, el filón que este turismo sanitario pudiera tener, se construyeron diferentes piscinas al aire libre que veremos más adelante.

A la entrada del pueblo, unas grandes letras blancas como si de Hollywood se tratara, te dan la bienvenida. El cambio entre la sierra y la selva es sustancial. Nos encontramos rodeados de montañas y densa vegetación que crece como consecuencia de su clima subtropical. El pueblo en sí mismo es muy turístico por lo que cuenta con una amplia oferta de bares, restaurantes y hostales. Nosotros nos quedamos en el Hostal Viajeros impactados con  el desparpajo de la niña de 10 años que nos enseñó la habitación. La familia que lo dirigía era extremadamente amable y además dirigían una agencia turística por lo que nos recomendaron que hacer durante los días que permanecimos con ellos. Para desayunar, no podéis dejar de ir a la cafetería llamada “Cafe ricooo pan”, hacen unos croissanes artesanales deliciosos!

Coincidimos  con un minifestival organizado por gente viajera que recorría Sudamérica y que vendía sus fotografías, tocaba música o cantaba de forma improvisada…. Hay que ver la cantidad de mochileros y artistas que han hecho del viaje su forma de vida, que suerte sería poder hacer lo mismo. Me maravillaba esta gente nómada que con su furgoneta iba de un lado a otro, siendo las estrellas cada día, el techo de su dormitorio.

La casa del árbol

Probablemente una de las imágenes que primero nos aparezcan cuando buscamos información sobre Baños sea la casa en el árbol. Esta casa fue construida por un antiguo ex militar que quería ver la actividad volcánica del Tungurahua. Lo más destacado es el larguísimo columpio que se despliega sobre el precipicio. Aunque existen otros columpios en otros puntos de la montaña, este es el original y el más largo.

Para llegar hasta la casa del árbol hay que coger un autobús en el pueblo (pregunta la ubicación en el hostal). Es mejor cogerlo en la parada inicial porque se suele llenar de gente y así te aseguras el asiento. Se puede ir también caminando pero esta opción no es muy recomendable si lo haces de subida porque el sendero es muy empinado. y además no está muy bien señalizado No obstante, si se quiere hacer, el punto de partida son las interminables escaleras que llegan al monumento de la virgen de Agua Santa (500 en total!)

Es un camino muy bonito porque si el cielo está despejado se ve el volcán y hay diferentes miradores al valle, pero hay que estar en buena forma física y llevar buen calzado para no resbalarse con las piedrecillas que hay sueltas, de lo contrario, es matador. Nosotros bajamos a pie y acabamos con las rodillas molidas.

Es una pena que justo cuando fuimos nosotros la niebla fuera tan densa, porque no se veía nada. Aún así columpiarte sobre las nubes era toda una experiencia, marea un poco pero es una descarga de adrenalina enorme! Querrás subirte una y otra vez.

Ah! y demás del columpio, hay un parque con otras actividades muy divertidas como una pequeña tirolína y una fuente que puedes atravesar de lado a lado sobre una tabla de madera con cuidado de no perder el equilibrio, porque si no, te vas al agua. También hay un kiosko para comer o beber algo.

Consejo! No vayas en fin de semana porque estará petado de gente y procura llevar un impermeable, allá arriba llueve casi siempre.

 

Las termas de la virgen

Como decía antes, en Baños hay varios lugares para poder disfrutar de las aguas termales. Están las termas de El Salado, situadas al aire libre y al lado de la montaña, las de Santa Ana y las de la Virgen, que son las que fuimos nosotros. Aprovechando que abrían hasta las 21:30 fuimos de noche, después de nuestro descenso de la casa del árbol. Es necesario llevar puesto un gorro, pero si no tienes, no te preocupes,  lo puedes alquilar (0,50 dolares) o comprar (1 dólar) allí mismo.

Las termas de la virgen son un complejo de numerosas piscinas al aire libre, situada al pie de la Cascada de la Virgen, con agua a diferentes grados de temperatura. En la parte inferior se encuentra la más caliente, a 54ºC, una temperatura que muy pocos resisten. Aún así, había gente que parecía disfrutar de aquel agua hirviendo porque estaban con el cuerpo enteramente metido y sin inmutarse,, yo apenas podía meter el dedo gordo del pie.

En esta y en otra piscina de agua caliente recomendaban no permanecer más de 5 o 10 minutos porque podía ser peligroso, especialmente si tenías problemas de circulación.  En el piso superior la piscina central era la más concurrida, el agua, de color amarillento por el azufre, nos llegaba por las rodillas y la gente se tumbaba sobre la piedra. Fuera había duchas de agua helada procedentes de la cascada. Dicen que pasar del agua fría al agua caliente es muy bueno para la circulación, pero había que tener valor para afrontar esos cambios.

Pailón del Diablo

Otro de los lugares imprescindibles si te encuentras en Baños es la impresionante cascada del Pailón del Diablo. Tiene 80 metros de altura y se encuentra en un entorno espectacular, cubierto por vegetación.  El impacto del agua con la superficie forma una niebla blanca que no deja ver más allá. Es dificil adivinar donde termina la cascada.

Una de las cosas más llamativas son los escalones que conducen a la cascada, fueron tallados en la roca a mano! Para llegar allí hay que atravesar  además dos largos puentes colgantes suspendidos sobre el vació enfrente de la cascada. Lo atraviesan al mismo tiempo varias decenas de personas y tal como se mueve tienes que ir agarrado de los laterales. Como no podía ser de otra manera aquí todo son emociones fuertes…

Pailón del Diablo

Ahora bien ¿Cómo llegar?  La más popular entre los mochileros, aunque también, la más larga, consiste en alquilar una bicicleta en el pueblo y recorrer los 18km que lo separan de la cascada. Por el camino se ven otras cascadas como la del “Manto de la novia”, de una sola caída de 40 metros de altura. La carretera es plana y de bajada así que no tiene mucha dificultad.

Manto de la novia

 

Otra opción es hacer la turistada y coger la chiva  ( una buseta turística de asientos de madera) desde la que te van explicando cosas y que hace diversas paradas donde les interesa como por ejemplo en uno de los lugares donde se hace Canopy y en la tarabita (en ambos lugares te hacen bajar y si te quieres montar has de pagar- 10 dólares). El canopy o tirolínea a pesar de ser muy larga y sobrevolar el cañón se movía despacio, lo hacían niños así que no debía dar mucha impresión. La tarabita, al igual que la de Mindo era una especie de teleférico que te acercaba frontalmente a la cascada del Manto de la novia, tenía un costo de 2 dólares.

El inconveniente de ir con la chiva es que solo te dejan 30 minutos para ver el Pailón! Y entre que vas y vuelves ya tardas 20 minutos, así que desde mi punto de vista, no es nada recomendable cogerla.

Os dejo un vídeo de la impresionante caída de agua del Pailón, deja sin palabras!

 

Presupuesto

Autobus Riobamba – Baños: 2 dólares

Habitación doble en hostal con baño privado: 18 dólares

Bus a cada del árbol: 1 dólar

Entrada a casa del árbol: 1 dolar

Entrada a las termas de la Virgen: 3 dólares

Chiva: 3 dólares

Entrada al Pailón del Diablo: 2 dólares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *