Riobamba y el Chimborazo, el volcán más alto de Ecuador

 

 

Hoy dejamos atrás la playa y volvemos a la sierra, pasamos de Montañita a Montañaza porque nos acercamos al volcán más alto de Ecuador, el Chimborazo.  

Desde Montañita, pasamos por Guayaquil, una de las principales ciudades de Ecuador que no visitamos.  Allí tuvimos que cambiar de autobús y coger otro que nos llevase directamente a Riobamba. Había al menos tres compañías de bus que hacían ese recorrido. Desde las ventanillas los vendedores gritaban los destinos para que los viajeros comprasen los boletos con ellos. Volvíamos a encontrarnos con los campesinos y campesinas de la sierra, ataviados con su típica vestimenta de pollera, jersey de lana y sombrero.

Riobamba es una ciudad de tamaño medio, situada al pie del volcán, desde la que se ve impresionantes vistas de su cumbre nevada. Su centro de calles empedradas y edificios coloniales se puede recorrer a pie. Es también punto de partida para tomar el  tren Naríz del Diablo, considerada la línea férrea más complicada del país, que atraviesa caminos que discurren juntos a acantilados de paredes totalmente verticales y precipicios de infarto.

Está situada a 2800 metros  de altura y si vienes de lugares situados cerca de la costa es probable notar el mal de altura o soroche. Hay que tener mucho cuidado porque puede ser mortal si no se toman las precauciones necesarias. Si se notan nauseas o mareo hay que bajar de inmediato. Lo mejor que se puede hacer es pasar uno o dos días en el pueblo para aclimatarse antes de subir a más altura. Recomiendan caminar despacito, beber suficiente líquido, comer despacio y mascar o tomar infusiones de coca. Nosotros queríamos subir al volcán, pero dejamos un día y medio para aclimatarnos.

La ciudad además tenía bastantes cosas para ver, se a veía moderna y cómoda.

Una vuelta por Riobamba

Hay varios parques, museos y edificios interesantes para ver y pasear. En la oficina de turismo te entregan un mapa con un posible recorrido por el centro de la ciudad y en un librito te explican los más representativos. Desde el Parque 21 de Abril,situado encima de una pequeña loma se puede ver a la lejanía el  Chimborazo y otros volcanes de los alrededores. Allí se encuentra la iglesia de San Antonio y la Pirámide a los héroes del 21 de Abril de 1822 , un monumento que conmemora la heroica batalla en la que se logró la independencia de Riobamba de los españoles. Hay también un bonito mural pintado, llamado Mural de la Nacionalidad.

Vista del Chimborazo desde Riobamba

La catedral, se sitúa entre las calles José Veloz y Espejo y en su fachada reconstruida tras el terremoto que sufrió la ciudad en 1797, se pueden apreciar elementos tanto españoles como indígenas. En el Parque Sucre, llama la atención el Colegio Pedro Vicente Maldonado, muy bien conservado. Ahí fue donde se firmó la primera constitución del estado Ecuatoriano en 1830. Actualmente allí se encuentra el Museo de Ciencias Naturales. Justo al lado se encuentra una crepería que hace muy buenas crepes.

Un poco más allá nos topamos con el Parque Maldonado ,muy bonito por los edificios de estilo colonial que la rodean. Allí se encuentra el Museo de la ciudad, donde se puede ver de manera gratuita, cuadros de los pintores de la región, fotografías antiguas y pequeñas miniaturas que representan las fiestas populares.

Iglesia de San Antonio

No puede estar en Riobamba y no probar en el tradicional mercado de la Merced el típico Horneadito. Dentro del mercado hay una espacio donde se encuentran los puestos que lo cocinan. Las señoras nada más verte te ofrecen un trozo de  cerdo asado para que compres su plato y no el de las otras vendedoras. Hay una verdadera rivalidad aquí dentro. Las medidas higiénicas aquí escasean pero la carne está muy rica.

Como los puestos forman un cuadrado, la algarabía de gritos e insistencia te aturde y no sabes por cual decantarte. Al final todos son iguales, te sirven un plato con abundante cerdo, que despiezan a veces con las manos y servido con maíz sin tostar, cebolla y lechuga. Conviene acordar el precio por adelantado porque intentan cobrarte de más alegando que te han servido un buen pedazo. En las mesas que hay preparadas en el centro para comer se puede pedir algún acompañamiento como la tortilla de papa (que no tiene nada que ver con la española) y jugos.

Subida al Chimborazo

Con sus 6200 metros, el Chimborazo es uno de los volcanes más altos de mundo y el más alto de Ecuador. Aunque para subir a su cima es necesario estar en muy buena forma física, se puede ascender a bastante altura en coche y luego hacer una excursión  hasta un par de refugios. Actualmente se encuentra inactivo.

En la Terminal de Riobamba se tiene que coger  un bus que pone Guaranda y decirle al conductor que paseen la entrada del Parque Natural del Chimborazo. Después de registrarte una pista de tierra conduce al primer refugio. Caminando son un par de horas y media ( a paso de tortuga que es cómo íbamos nosotros).  Si no quieres caminar hay taxis o incluso carros que te recogen si haces autostop. Se puede ir por libre, no se necesita guía.

Hay que ir con la ropa adecuada, abrigo, gorro, guantes, gafas de sol y echarse crema en el único resquicio de tu piel que quede destapada, porque hace muchísimo frío, sopla un viento muy fuerte y la radiación en el Ecuador y a esta altura es tela marinera. No hay árboles, solo arbustos de plantas aromáticas y las vicuñas pastan a sus anchas, se pueden ver muy de cerca.

 

 

Era curioso como estando tan altos no daba esa sensación. Estábamos ahora mismo a la misma altura que la cima del Aneto y del Montblanc y sin embargo, al no haber mucho desnivel no podías creer que te encontraras tan alto en el planeta.

La altura se nota, no parábamos de resoplar y teníamos que avanzar dando pequeños pasitos. Del primer al segundo refugio había una hora más de camino pero allí nos quedamos, tomando un te de coca, comiendo empanadas y escuchando las historias de algún alpinista.

El primer refugio se sitúa a 4800 metros, el segundo 5000 y ambos ofrecen alojamiento y comida para aquellos que planeen subir a la cima del volcán.

 

Hasta el comienzo del siglo XIX , este volcán se consideraba el más alto del mundo y numerosos exploradores querían realizar la hazaña de ser los primeros en subir a lo más alto. El primer hombre que llegó a la cumbre fue Edward Whymper con los hermanos Louis y Jean-Antoine Carrel en 1880, otros que lo intentaron antes se tuvieron que volver debido al mal de altura.

Dicen que no es un volcán de mucha dificultad técnica pero en cualquier caso hay que haber hecho algo de escalada con anterioridad o al menos haber hecho algún pico alto, ir acompañado de un experto,  estar fuerte y bien aclimatado y hacer caso de las advertencias.

En la bajada tuvimos suerte de subirnos a un autobús que bajaba hasta la entrada. Una niña estaba echada sobre una mujer con la cara muy pálida y los ojos cerrados e hinchados, le había dado mal de altura. Regresamos a Riobamba para irnos en el mismo día a Baños de agua santa, la puerta de entrada a la selva.


Presupuesto

Autobús Montañita-Guayaquil – Riobamba: 11 dólares

Habitación doble con baño privado en hostal: 24 dólares

precio medio comida: 5-6 dólares


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *